Pódcast HistorHilando T1E6 Historia de los dinosaurios en España 1

Pódcast HistorHilando T1E6 Historia de los dinosaurios en España

Pódcast HistorHilando T1E6 Historia de los dinosaurios en España
Historhilando

 
 
00:00 /
 
1X
 

Hace unos 66 millones de años que los dinosaurios se extinguieron después de dominar la Tierra durante 135 millones de años. No está mal la duración del imperio.

Tampoco han desaparecido del todo, los dinosaurios que quedaron después de la extinción masiva

evolucionaron hacia aves primitivas que son el origen de las actuales.

Etimológicamente el nombre «dinosaurio» significa «lagarto terrible». Por su aspecto diríamos que los reptiles son los parientes más cercanos a los dinosaurios,

y sin embargo los que comparten la genética más cercana a ellos son el avestruz y la gallina según un estudio científico de la Universidad de Harvard publicado en 2008.

Afortunadamente no estamos en su dieta, porque son animales nada amigables a pesar de su aspecto.

Algunos científicos tenían dudas sobre el motivo de su extinción, pero recientemente, (enero de 2020) se publicó un estudio en la revista Science zanjando el asunto:

el culpable principal de la extinción de los dinosaurios fue un meteorito de 10 kilómetros de diámetro que impactó en la península de Yucatán (México).

¿Sabías que España es tierra de dinosaurios? Si me escuchas desde otro lugar, ya tienes una excusa más para venir a España: hacer turismo paleontológico de dinosaurios,

con permiso del turismo para conocer a los homínidos de Atapuerca y el Museo de la Evolución de Burgos.

Te voy a contar dónde hubo dinosaurios en España, y dónde puedes ver sus huellas, incluso pisarlas, poner tus pies sobre donde estuvieron las patas de algunas de aquellas bestias.

La provincia de Teruel es una referencia. Se ha encontrado el Turiasaurus riodevensis, que fue el dinosaurio más grande de Europa en su época, con 30 metros de largo y entre 20 y 40 toneladas de peso.

Allí tenemos el parque temático Dinópolis para hacer las delicias de pequeños y mayores.

En la provincia debo destacar el Parque Paleontológico de Galve, un desconocido a pesar de que la localidad es una de las tres ubicaciones españolas donde se han encontrado huesos que han contribuido a la definición de nuevas especies.

A partir de un hallazgo en 1982 en Galve, se llegó a la descripción de una nueva especie que no quedó reafirmada hasta el año 2012.

Por diversidad y cantidad de yacimientos debo poner en un pedestal la provincia de Soria, con nada menos que 16 yacimientos en los que podemos contemplar las icnitas.

Las icnitas son las huellas de un vertebrado, una huella fosilizada, para entendernos. Este tipo de rastros son los más habituales que vas a poder contemplar al aire libre. Si quieres más información visita rutadelasicnitas.com

Otro de los lugares que merece la pena visitar es el Museo Jurásico en Asturias conocido como MUJA que se encuentra en la localidad costera de Colunga. Además de la vistosa planta del museo, en forma de huella de dinosaurio, y su contenido,

la zona tiene la particularidad de albergar 9 puntos de costa al aire libre con icnitas, las huellas de dinosaurios, que no solo podemos visitar,

sino que podemos comparar con el tamaño de nuestros pies poniéndolos encima. Te aviso que en algunos de estos sitios te puedes mojar con las olas, están literalmente al borde del mar.

Si te vas a pasar por Burgos, no te dejes el Museo de Dinosaurios en la localidad de Salas de los Infantes, en el que verás fósiles espectaculares entre los que se encuentran huevos de dinosaurio.

En la localidad de Enciso, La Rioja, tenemos el parque temático «Barranco Perdido» en el que además de ver dinosaurios hay otras actividades de ocio.

Si vamos hasta allí no te olvides de realizar la visita guiada a los yacimientos paleontológicos de la zona.

De la misma manera, dentro de La Rioja podemos realizar la ruta de los dinosaurios visitando otros yacimientos, casi una docena repartidos por distintas localidades llenas de huellas.

Me mantengo en la zona norte y me voy hasta los Pirineos, una de las zonas más importantes de España en cuanto a hallazgos relacionados con los dinosaurios.

En la provincia de Lérida hay más de 100 yacimientos que la posicionan como el tercer punto de importancia mundial en descubrimiento de huevos.

Los primeros huevos de dinosaurio fósiles documentados científicamente fueron encontrados en 1859 en Francia y se pensó que eran huevos de aves gigantes.

La cáscara de los huevos de dinosaurio puede estudiarse observando sus capas al microscopio y su interior por medio de la tomografía axial computarizada.

Por cierto, hablamos de esta técnica de imagen en el episodio 3 de HistorHilando

A veces en el interior del huevo se conservan restos del embrión que contenían y se pueden observar con esta tecnología.

Siguiendo con mi recorrido por España, un poco más al norte de Lérida, en la localidad de Arén, ya en la provincia de Huesca, tenemos un yacimiento en el que se han encontrado huesos de dinosaurio que permitieron definir dos nuevas especies,

los desconocidos para el gran público Arenysaurus ardevoli y Blasisaurus canudoi. El museo Arén se centra en los últimos dinosaurios de Europa antes de la gran extinción.

Hasta ahora he mencionado lugares de la mitad norte de España, pero podemos pasear por Elche (provincia de Alicante), en la costa mediterránea hacia el sur,

donde tenemos el Museo Paleontológico que recoge fósiles de dianosaurios encontrados en la zona.

Sin irnos demasiado lejos tenemos el Museo Tiempo de Dinosaurios en la localidad de Morella, Castellón. A pesar de no ser mencionado en muchas de las rutas de dinosaurios por España, es muy significativo, pues es uno de los primeros puntos donde se descubrieron restos de dinosaurios junto con Utrillas en Teruel

En este museo podemos ver más de 6.000 piezas de fósiles de dinosaurios encontrados en los yacimientos de la localidad. Incluye una reproducción del más representativo encontrado en 1872, el herbívoro Iguanodon bernissartensis de 14 metros de longitud.

Ahora me voy a Cuenca, donde encontramos los yacimientos de Las Hoyas y Lo Hueco, de los más importantes a nivel internacional por sus descubrimientos.

Allí se ha encontrado a ‘Pepito’ o Concavenator corcovatus (‘cazador jorobado de Cuenca’) por el peculiar bulto que sobresale de su espalda.

Los fósiles pertenecientes a este cazador jorobado fueron descubiertos en el año 2003, y pasaron 7 años hasta que se pudo describir la nueva especie encontrada. El hallazgo se publicó en la revista Nature en 2010.

El ejemplar encontrado supone el esqueleto articulado de dinosaurio más completo de la Península Ibérica, y uno de los mejores conservados de Europa.

Quiero mencionar a los dos investigadores españoles que lo descubrieron:  el paleontólogos José Luis Sanz, Francisco Ortega, y Fernando Escaso de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Universidad Nacional de Educación a Distancia

Concavenator es cuatro veces más grande que el famoso Velociraptor, y aunque se supone demasiado primitivo para tener plumas, sin embargo presenta en su esqueleto unas estructuras que pudieran ser las precursoras de las plumas. Esta última afirmación es muy controvertida y no hay consenso científico al respecto.

Volviendo al apelativo de «jorobado», este dinosaurio  tiene dos vértebras extremadamente altas delante de las caderas formando una cresta estrecha y puntiaguda como para soportar una joroba. Se especula que la utilidad de esta estructura pudo ser la de regulador térmico.

También te puede interesar...

Artículos populares

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?